Review de ‘Barry’ de HBO: Es divertida, inesperada, diferente y arriesgada. En una nebulosa extraña de plataformas obsesionadas por ofrecer historias para adolescentes, HBO consigue salirse de la norma con ‘Barry’. La serie, creada por uno de los rostros más icónicos de ‘Saturday Night Live’, Bill Hader, es toda una sorpresa desde su inicio hasta su fin.

El humor y el drama nunca formaron mejor pareja en escena. La crisis existencial de un asesino y los problemas de un grupo de «actores/camareros» se entremezclan en una historia en la que todo puede pasar. Repleta de referencias cinéfilas y en el límite de la parodia en algunas ocasiones, ‘Barry’ es pura y genial demencia catódica.

Bill Hader, convertido en un Dexter Morgan apasionado de los escenarios, es sin duda el eje central de la serie. Desde la incapacidad de su personaje para gestionar sus emociones, Bill Hader consigue mostrar una inquietante y a menudo delirante capacidad para expresar sus sentimientos.

La trama, tan disparatada como trágica, es un elemento secundario. El auténtico espectáculo a mostrar son los personajes, ideados (con fines cómicos) desde la parodia y los estereotipos más populares: Una chica que sueña con ser actriz, un asesino que quiere dejarlo, guerras de mafiosos… Todo ello se entremezcla en una loca historia hecha para reírse de todo, evidenciando lo absurda y loca que es la realidad que, sin saberlo, nos rodea.

Deja un comentario