¡Alabado sea Steven Spielberg, Stephen King, John Carpenter y el cine de ciencia ficción de los ochenta! Porque, ¿qué sería de ‘Stranger Things’ sin ellos? En una suerte de ‘Super 8′, con la frescura de ‘Los Goonies’ y todo el encanto ochentero de la factoría Amblim, ‘Stranger Things’ se ha convertido en la nueva sensación catódica, una serie hecha por y para el más puro y desacomplejado entretenimiento freak.

Stranger Things
Stranger Things

Jugando con la nostalgia y el amor ochentero que muchos aficionados al género sentimos por la década en la que ‘E.T., el extraterrestre’ decidió viajar a la Tierra o ‘La cosa’ de John Carpenter protagonizó muchas de nuestras pesadillas, ‘Stranger Things’ ha llegado a Netflix para enamorar al espectador. Y lo hace con una trama llena de misterios, preguntas sin resolver, walkies talkies, bicicletas y otros encuentros en la tercera fase.

Encuentros en la tercera fase con los Goonies en Legolandia

Más allá del bosque oscuro se encuentra  el valle de las tinieblas, un reflejo oscuro de nuestro mundo, un lugar de decadencia y muerte, un plano desfasado, una tierra de monstruos… un lugar que, aunque no puedes ver, está justo aquí, frente a ti, un universo llamado Hawkins hecho… ¡con legos! Si la serie te apasionó (nos unimos a tu sentimiento), la versión Lego te dejará con la boca abierta. ¿Quieres verla? Te traemos el vídeo:

¿Qué te parece?

 

Deja un comentario