Si hay 5 razones para criticar la gala de los Goya 2021 son aquellas que sin duda suman lo peor de la gran noche del cine español. Si sientes la curiosidad de saber cuáles fueron los 5 peores momentos de los Goya 2021 sigue leyendo y mantén el sentido del buen humor.

Lo peor de los Goya 2021

Lo peor de los Goya 2021
Lo peor de los Goya 2021

Me encantó la parte en la que el cine español reconoce, supongo que con vergüenza y humor, que más interesante es ver a Sylvester Stallone o Mel Gibson fingir interés por una industria en la que no están ni se les espera que escuchar a los verdaderos protagonistas de la noche: actores, directores y demás integrantes de la industria del entretenimiento español.
Aplaudo el gesto porque no dejó de ser un desprecio para los nominados en pro de Hollywood, algo así como si a Mario Casas, Iciar Bollain, Javier Cámara o Isabel Coixet que son unos cutres en comparación con Matthew McConanughey, Laura Dern, Tom Cruise o Nicole Kidman.

Lo peor de los Goya 2021

Lo peor de los Goya 2021
Lo peor de los Goya 2021

En una año en el que la gestión política ha sido tan cuestionada, la industría del espectáculo, por primera vez desde que no presiden Populares, omitió las críticas acostumbradas en la cereemonía. Demostrando así una clara posición partidista que demuestra una vez más que valen más los intereses propios que los ajenos.

De carácter más alarmante fue el falso discurso «gala anti covid con medidas de seguridad y respeto para los afectados por el virus» mientras dio la sensación de que algunos de los nominados vía online demostraban estar incumpliendo la prohibición de reunir a personas ajenas a la unidad familiar. Quizá estaban en un hotel, restaurante o local de ocio y la reunión era estrictamente legal pero, ¿y el toque de queda?

Llámeme también la atención que Antonio Banderas y María Casado fueran los presentadores oficiales de la gala cuando fue el (anoche soporífero) actor malagueño el gran maestro de ceremonías en todo momento. Qué hacía María Casado la mayor parte del tiempo será siempre una pregunta que me haré.

Lo peor de los Goya 2021

Otro interrogante que me quedará pendiente de resolución es saber por qué si ir al cine o al teatro a ver una obra, incluso a los restaurantes (a boca descubierta) es seguro, ¿ir a un teatro a ver Los Goya no? ¿Qué sentido tiene que una industria se empeñe en defender que es seguro ir a un teatro a ver una obra y que esa misma industria decida evitar ir a un teatro, retransmitiendo la gala vía telemática?

¿Las películas? Triunfó Las niñas, pero para película la que se montó Banderas al reivindicar el papel de la industría cinematográfica en la lucha contra las injusticias sociales «tendiendo el hombro», buscando la lágrima fácil al explicarnos que los operarios detrás de las cámaras (y que no cobran los salarios millonarios de los actores) merecen más reconocimiento. Quizá prefieran un aumento de sueldo, algo que podría ocurrir si los actores en posiciones priviligiadas como Banderas renunciaran a parte de sus sueldos en pro de mejorar la calidad de vida de quienes hacen posible la magia detrás de las cámaras.