Descubre 100 razones por las que Andreu Buenafuente y Berto Romero presentan el mejor programa radiofónico de las ondas: ‘Nadie sabe nada’. El show de improvisación, a cargo de los dos genios del humor, es uno de los divertimentos radiofónicos más frescos, genuinos y sorprendentes del transistor. Por todo ello, he aquí 100 razones por las que ‘Nadie sabe nada es el mejor programa de radio’.

1Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • ‘Nadie sabe nada’ de Buenafuente y Romero es uno de los pocos programas de radio que pueden argumentar que son el mejor show radiofónico con, al menos, 100 razones.
  • Siempre sorprende. Al ser improvisado nunca sabes con qué te van a sorprender Andreu Buenafuente y Berto Romero.
  • Son unos profesionales. Por eso, aunque rinden culto a la improvisación, podemos sospechar que se han preparado más de una broma, vivécdota o sketch sin demasiado sentido.
  • Te hace pensar gracias a secciones como ‘Filosofía barata’, donde el esfuerzo sesudo de dos cómicos por crear paradojas y reflexiones existenciales cambiará tu visión del mundo tal y cómo lo entiendes.
  • Hace pensar, sí, pero no demasiado. La mayor parte del contenido no tiene más nivel intelectual que una conversación entre dos amigos en la mesa de un pub. Es decir, te regala alguna reflexión o dato para amenizar cualquier encuentro social.
  • El programa explota la fórmula del stand-up comedy. Es decir, recurren a temas y situaciones que conectan con el espectador, sacando el lado burlón a cosas cotidianas.
  • El resultado de la anterior razón es que acabas riéndote del prójimo y de ti mismo, lo cual es bastante sano.
  • En la variedad está el gusto. Andreu Buenafuente y Berto Romero se jactan de crear, espontáneamente, diferentes secciones, a cuál más irreverente, absurda y demencial.
  • Aporta grandes dosis de ‘samanté’, algo de lo que si se hicieran estudios científicos se podría concluir que aumenta los niveles de endorfinas, dopamina y serotonina.
  • Te resuelve el misterio de qué es samanté, si es que te lo estás preguntando. Porque, francamente, ser la única persona de la oficina que no sabe lo qué es samanté no mola nada. Por todo ello, si la curiosidad te puede, he aquí la solución.

2Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Es genial para el insomnio. Andreu Buenafuente comentó en uno de los programas que son muchos los oyentes que le confiesan que usan el show radiofónico para dormir la siesta.
  • La razón número 10 no es necesario explicarla a aquellos que hayan escuchado el programa alguna vez.
  • Soluciona el problema de no saber qué regalar. Gracias a la generosidad de los oyentes, que cada semana se cargan de regalos para Berto y Andreu, descubrimos qué regalos debes y no debes regalar a tus seres queridos.
  • Fomenta el reciclaje. En un esfuerzo por compartir el amor recibido, Andreu Buenafuente se dedica, libre de remordimiento, a regalar al público algunos de los presentes que sus seguidores le dan a él en el programa.
  • Te enteras de datos tan divertidos (para ti) como vergonzosos (para Berto Romero) tales como que si googleas Berto Romero Shakira te encuentras con esto:

  • Te conviertes en el rey de la oficina al compartir de manera inmediata el enlace en el grupo de Whatsapp.

3Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Pones a prueba tu nivel de demencia senil. Son varias las veces que Andreu Buenafuente y Berto Romero han reconocido haber repetido bromas, sketches o preguntas en el programa.
  • Así pues, el reto de reconocer cuándo estás viviendo un déjà vu siempre está presente.
  • Descubres fantasías sexuales de Berto Romero lo más extrañas. O al menos, si no fantasías, sueños de lo más sugerentes. Inolvidable el momento en el que Berto Romero reconoció que había soñado con que Carmen Porter «le buscaba» metida en la cama.
  • Crees en el amor. Porque si hay un hombre enamorado en las ondas radiofónicas ese es Andreu Buenafuente. No hay programa en el que el cómico no exprese su devoción por Silvia Abril.

4Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Descubres que, pese a lo que puedas creer, Andreu Buenafuente y Berto Romero, no son dioses del Olimpo sino comunes mortales. Las anécdotas de la vida cotidiana de Berto y Andreu componen gran parte del programa.
  • Si bien no ha quedado demostrado que escuchar el programa incremente tu patrimonio, sí te demuestra que el dinero a veces no es lo más importante. Y lo hace dándote a conocer lo que Berto Romero califica de «problemas de ricos» cada vez que Andreu Buenafuente expresa su tremendo pesar por, por ejemplo, tener que dar indicaciones al taxista.
  • Evita robos en casa. Más seguro que una alarma y más original. Una oyente relató cómo los ladrones entraron en su casa y al oír el programa y pensar que había gente en la vivienda decidieron irse.
  • Fomenta la creatividad, ¿qué si no se requiere para sacar 100 razones que demuestren que ‘Nadie sabe nada’ es el mejor programa de la radio?

5Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Pone a prueba tu lado «tiquismiquis»: ¿Vas a ser una de esas personas que cuenta todas las razones para comprobar que llegan a 100?
  • Te da la oportunidad de ser el protagonista. Improvisar un programa es muy duro, por lo que Andreu Buenafuente y Berto Romero agradecen cualquier intervención del público que les de unos minutos de descanso y, con suerte, ponga en bandeja un tema con el que arrancar la sonrisa a los oyentes.
  • Sientes que tienes el poder. Basta con que levantes la mano y Andreu y Berto van hacia ti, cediéndote el micro.
  • Los chistes son variados, por lo que es fácil que te quedes con un buen repertorio de chistes con los que alegrar cualquier situación.
  • Puedes resolver cualquier duda en materia de frutos secos. Berto Romero es un reconocido y autoproclamado «experto en frutos secos», capaz de inventarse una respuesta a cualquier pregunta en materia de almendras, anacardos, pistachos y otros elementos de su interés.
  • DIY: ¡Viva el Do it yourself! Gran parte de los regalos son hechos a mano. Monederos que representan genitales, cuadros hechos con más amor que proporciones y un sinfín de objetos variados que no dejan a nadie indiferente son las grandes aportaciones de los espectadores.

6Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Es uno de los pocos programa de radio que puedes ver. Basta con meterse en Youtube para descubrir que los shows se cuelgan cada semana.
  • El placer de saber que tu jefe no es el peor del mundo se incrementa cuando descubres que Andreu Buenafuente usó como promoción del programa la siguiente fotografía de Berto Romero:

  • Descubres que tus ídolos no son perfectos. Y eso siempre es reconfortante (si eres una mala persona, y ya sabemos que tú no lo eres). O, ¿sigues viendo igual a Bono de U2 ahora que Andreu Buenafuente ha contado que el cantante «da la mano blanda y como mojada».
  • Es el único programa en el que vas a ver a una estrella humillada. Recordemos las sesiones de water, protagonizadas por la rockera Susan Santos, entre otras ilustres figuras de la música.
  • Escuchas frases como: «Aunque la improvisación no conozca los límites de la paciencia, la paciencia sí conoce los límites de la improvisación» o «No pidas a tus ojos que vean lo que quieres ver, ve lo que la vida enseña a tus ojos».
  • Cuenta con Berto Romero, uno de los mejores cómicos y genio de la improvisación, capaz de hacer un chiste de cualquier cosa.
  • Tiene a Andreu Buenafuente, un profesional del humor, entregado a la causa de hacer reír a cualquier precio.
  • Junta en escena a Andreu Buenafuente y Berto Romero, que es como mezclar virutas de chocolate con helado, una mezcla que siempre funciona.

7Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nad
  • Agudiza el ingenio. A día de hoy nadie ha explicado cómo ni a dónde el público puede mandar las preguntas para que las respondan Berto y Andreu. Y aun sí las preguntas llegan.
  • Te hacen sentir especial. Ese momento en el que Berto o Andreu escoge tu pregunta de la urna es uno de los momentos mágicos en la vida de cualquier persona cárnica.
  • Puedes ir al programa dos veces con el mínimo esfuerzo. En un mismo día el público asiste a la grabación de dos programas, con el consecuente ahorro de transporte, etc. Un 2X1 que no se puede dejar escapar.
  • Aumenta la economía del país. O al menos la de uno de sus oyentes, que fue noticia en el programa por vender el autógrafo que los presentadores le dieron en el show.
  • Andreu y Berto responden a cualquier tontería expresada en forma de pregunta. A veces hasta dos veces cuando estos genios deciden volver a meter las preguntas respondidas en la urna.
  • Aprendes historia del teatro, o al menos del teatro Lara de Madrid. Y es que según cuenta Berto (Andreu no lo niega) existe la leyenda de que un fantasma ronda la Sala Lola Membrives del Teatro Lara.
  • Se enseñan normas de decoro básicas. Cuando Andreu Buenafuente decidió estornudarle en la cara a Berto Romero quedó expuesto que vertir fluidos en la cara del prójimo no es de buen gusto.

8Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Te enseña a crear excusas para casi cualquier situación. Buenafuente justificó su estornudo en que es algo que hace cuando siente confianza con seres queridos como su perro y, en aquella ocasión, Berto.
  • Si bien sí sabes cuándo acaba el programa, nunca sabes en qué momento ha dado comienzo. Los falsos inicios se han convertido en todo un clásico.
  • 7 años de emisión demuestran que algo bueno tendrá cuando la cadena Ser no ha encontrado nada que sustituya el espacio en todo este tiempo.
  • Más barato que las entradas para el Combate del Siglo (¡Viva PacMan!), ‘Nadie sabe nada’ nos muestra a Buenafuente y Romero en una divertida competición por ver quién es el más gracioso.
  • Fomentan la paz. Ante la propuesta de una pelea física, Berto Romero y Andreu Buenafuente optaron por resolver la cuestión con unas rancheras:

  • Querer ser el más divertido del show nos regala grandes y delirantes piques cargados de buen rollo y la garantía de que asistimos al esfuerzo de dos grandes genios del humor por conseguir un buen chiste.

9Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Minimiza los problemas. La nariz de Berto Romero recuerda a los espectadores que siempre habrá algo más grande que sus preocupaciones. (Berto, Si nos lees, te respetamos y admiramos).
  • Te ahorras dinero y tiempo en el cine. Spoilers como que Joaquin Phoenix mata a Robert DeNiro en ‘Joker’ vienen de la mano de Berto Romero.
  • Nadie sabe nada y, como decía Jack Lemmon en ‘Con faldas y a lo loco’, nadie es perfecto. La tarea era sencilla poner el nombre del programa en la cuenta de Twitter, el resultado: @NaideSabeNada. La excusa: el nombre del programa ya estaba cogido.
  • Despierta las ganas de leer. La teoría se demuestra si el interés en el programa te ha llevado a haber leído, como mínimo, hasta este punto del artículo.
  • Desarrolla la curiosidad, porque, no lo niegues, sigues leyendo. Y haces bien porque lo mejor está por llegar.
  • Suben la moral a los calvos: «Los calvos se anclan en el tiempo», no envejecen a ojos de los demás, según ha expuesto Berto Romero.

10Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos de Nadie sabe nada
Mejores momentos de Nadie sabe nada
  • Capaces de ridiculizar todo (espectadores incluidos), Andreu y Berto consiguen que la vida parezca menos seria de lo que es.
  • Ver una película de Robert DeNiro no volverá a ser igual tras descubrir que Andreu Buenafuente podría ser su perfecto doblador.
  • Te hace sentir joven. Las anécdotas de Buenafuente sobre sus tiempos mozos y la certeza de no saber de qué está hablando rejuvenece el espíritu y el alma.
  • Más que personas. Para Berto y Andreu sus seguidores son más que personas, son personas cárnicas. Esto, inevitablemente, te hace sentir especial y lo sabes.
  • Te hace pensar que hay vida más allá de la muerte. O al menos la posibilidad de que una parte de ti se quede con un ser querido, el objetivo de Andreu al querer dejarle en herencia a Berto una billetera hecha con la piel de sus partes más nobles.

11Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos Nadie sabe nada
  • Cuentan con un equipo de profesionales, que según cuentan son lo mejor de lo mejor.
  • Lucha contra el esclavismo de las tallas. Por todo ello, Buenafuente sólo regala camisetas de Samanté talla grande, nunca talla S o M. ¡Que vivan las curvas! Nota: Enróllate, Buenafuente, manda un par de la talla S.

12Nadie sabe nada: 100 razones por las que es el mejor show

Mejores momentos Nadie sabe nada
Mejores momentos Nadie sabe nada
  • Te hace apreciar los buenos momentos: «Nuestra amistad fuera de aquí va hacia abajo pero los momentos aquí contigo siento que eres mi mejor amigo, pero sólo esta hora», fueron las palabras de Berto Romero a su amigo.
  • Lo dan todo por el espectáculo. Berto confesó que evitan contarse cosas divertidas para poder soltarlas por sorpresa en el programa, algo que ambos reconocen que está estropeando su amistad: «Al final no nos contamos nada, sólo nos decimos, ¿qué tal? Ya te contaré».
  • Hay pocos programas en los que el presentador se disfrace voluntariamente como un vikingo.
  • Son tan majos Buenafuente y Romero que entenderán que la lista se complete próximamente.
  • Si ninguna de las anteriores razones te ha convencido, he aquí una indubitable: Ondas a la mejor idea radiofónica para ‘Nadie sabe nada’ en 2019.