Bocadillo, la película de Wismichu, no es ninguna broma, como muchos se empeñan en defender, para restarle importancia al agravio económico.

1¿Qué es ‘Bocadillo’ de Wismichu?

Como soy cinéfila empedernida y serieadicta proclamada, siento curiosidad, interés y respeto por cualquier obra que se muestre en la pequeña o gran pantalla

Entonces, ¿por qué dedico unas palabras a la película de Wismichu, ‘Bocadillo’, presentada en el festival de Sitges 2018? Porque nos hayamos ante una tomadura de pelo desvergonzada, acontecida en el marco del hasta ahora prestigioso Festival de Sitges.

Pero que nadie se engañe. Estamos ante lo que muchos han considerado una estafa o un engaño y no una “broma”, como muchos se empeñan en decir a fin de restarle importancia al agravio económico y moral causado por ‘Bocadillo’ y sus responsables.

2¿Qué es una ‘estafa’ según el Código Penal?

Mientras hay quienes han tildado de “estafa” a ‘Bocadillo’ (tras pagar una entrada para ver una película que nunca vieron) hay quien considera que todo es una “broma” e incluso una “genialidad”. Pero, ¿cuál es la gran diferencia entre los términos ‘broma’ y ‘estafa’? La broma tiene como fin la diversión y no el ánimo de lucro. La estafa, en cambio, busca el lucro mediante engaño, tal y como manifiesta el Código Penal: en su artículo 248:

Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilicen engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

2. También se consideran reos de estafa:

a) Los que, con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro”.

3Presentación de los hechos de ‘Bocadillo’, de Wismichu

El youtuber Wismichu promocionó durante semanas el tráiler de la película ‘Bocadillo’. Su contenido ofrecía diferentes imágenes de lo que él siempre denominó película. Además, grabó un vídeo en el que le comunicaba a sus padres que había grabado una película. 

Por si no fuera suficiente, concedió entrevistas a los medios para promocionar su película ‘Bocadillo’. Y calificó la película de “regalo para el cine”. Además, de forma incomprensible, consiguió colar ‘Bocadillo’ entre las películas del otrora prestigioso Festival de Sitges.

El resultado de tan elaborado y retorcido plan fue que hubo personas (en su gran mayoría niños) que se desplazaron desde varias partes de España hasta Sitges. Y lo hicieron asumiendo los costes económicos (transporte, alojamiento, comida y entrada para la película de Wismichu ‘Bocadillo’).

Una vez acabado el circo, tras haber difundido el falso tráiler de la película ‘Bocadillo’ y haber promocionado ‘Bocadillo’ en los medios y, sobre todo, tras haber vendido las entradas, la tomadura de pelo se revela:

No hay película. ‘Bocadillo’ no es una película, ni buena, ni mala. No es película, ni es nada salvo una misma escena repetida en bucle durante una hora aproximada.

4Un engaño muy lucrativo

El engaño de que no fuera la película promocionada lo visionado despertó el enfado de los asistentes: acabó con el público exigiendo que les devolvieran el dinero de la entrada. Wismichu, para entonces, supongo que debía sentirse el rey del mundo.

Por medio de un falso tráiler, que para nada mostraba las imágenes de la película ‘Bocadillo’ (induciendo al error de que era una película lo que ofrecía), y tras varias acciones promocionales dirigidas a hacer creer a todos que había rodado una película, había conseguido engañar a todos, promocionarse a nivel nacional, conseguir visitas a su canal de Youtube… Llámese X y tradúzcase por ‘lucrarse’.

Y había conseguido dicho lucro mediante engaño, produciendo el error de quienes se desplazaron y asumieron los costes de ver la película ‘Bocadillo’. Estos, esperaban  ver lo que el tráiler mostraba (algo que nunca sucedió), o lo que es lo mismo, se provocó una transferencia no consentida de un activo patrimonial en perjuicio de quienes pagasen por ‘Bocadillo’.

Así pues, que nadie tilde de broma lo sucedido, porque la película ‘Bocadillo’ es un engaño, ya que no ofrece lo que promete su tráiler.

5Algunos de sus fans justifican a Wismichu y ‘Bocadillo’

Aún así hay quien intenta justificar a su ídolo y defiende mensajes ocultos y trascendentales. No hay mensajes, razón o sentido en la película ‘Bocadillo’. Wismichu hizo lo que hizo porque sintió que podía hacerlo, ocasionando un perjuicio económico a quienes vieron ‘Bocadillo’ y destrozando la reputación de uno de los festivales más respetados hasta que él hizo acto de presencia.

Reseña
Calificación
1

Deja un comentario