EL HORMIGUERO – Las 12 razones por las que ODIAR a PABLO MOTOS

Las doce razones por las que odiar el programa de Antena3, El Hormiguero y/o a su presentador, Pablo Motos.

1. Pablo Motos

El equipo de
El equipo de «El hormiguero» y sus colaboradores habituales

Existe más de una razón por la que la mayoría de personas afirman odiar El Hormiguero o simplemente no soportar a Pablo Motos. Y es curioso, porque su programa (El Hormiguero), a pesar de todo, no sólo es uno de los más vistos del día, sino que se presenta imbatible en su franja horaria. Todo ello, a pesar del odio o malestar general que su presentador, Pablo Motos, despierta en el común de los mortales.

Porque el 100% de los encuestados afirman no soportar a Pablo Motos (o incluso odiar a Pablo Motos), porque nadie nunca ha oído decir a alguien que Pablo Motos le cae bien, y porque si en una habitación llena de gente gritas que odias a Pablo Motos, te encontrarás con que todos te responden con un sonoro “Y yo, más”, es un hecho demostrado que el presentador de El Hormiguero no se hace con la simpatía del espectador.

2. Pablo Motos, centro del universo

Pero, entonces, ¿por qué es El Hormiguero uno de los programas más vistos a pesar de Pablo Motos? ¿Por qué odiar El Hormiguero? Porque cuenta con la asombrosa ventaja de llenar el espacio con actores y famosos de interés nacional (y a veces, muy de vez en cuando, internacional).

De egolatría máxima, Pablo Motos hace de El Hormiguero su particular templo de devoción. No importa si a su lado se encuentra Nicole Kidman o Tom Hanks: él y nadie más es el protagonista de todas las pruebas y secciones.

3. Pablo Motos, el número 1

De carácter competitivo, Pablo Motos se empeña en medir fuerzas con sus invitados. De este modo, hemos visto a Pablo Motos compitiendo con Iker Casillas para ver quién marca más goles. Hemos visto al presentador dando el Do de pecho al lado de innumerables cantantes. Y por supuesto, hemos asistido a una serie de catastróficas desdichas protagonizadas por Pablo Motos y Santi Millán en su intento de demostrar quién es el mejor corriendo, saltando, pegando botes o cualquier otra hazaña de carácter absurdo ideada para el lucimiento de Motos.

Así pues, Pablo Motos convierte El Hormiguero en una feria de demostraciones circenses en las que sólo puede haber un número 1: él. Porque él día que pierde… Otro motivo más, por tanto, para odiar El Hormiguero y odiar a Pablo Motos.

4. La pataleta de Pablo Motos

El día que Pablo Motos pierde una de sus estúpidas pruebas de habilidad y movilidad, arde el plató y Pablo Motos enmudece. La cara del presentador se convierte en un poema cuando no es él quien gana la prueba para la que ha estado ensayando toda la tarde.

Y es entonces cuando Pablo Motos enfurece por dentro y las prisas por cambiar de tema se imponen en plató. Rápidamente se corre un tupido velo y se da paso a la siguiente sección. No hay celebración para el ganador, salvo que se trate de… (pasa a la siguiente página).

5. La victoria de Pablo Motos

Un pódium, confeti y a veces hasta un trofeo son los elementos habituales de cualquier victoria de Pablo Motos, que acostumbra a recrearse y regodearse de su victoria ante atónitos invitados y perplejos espectadores.

6. ¿Dónde está el invitado?

Más allá del trato discriminatorio que reciben los invitados españoles respecto de los procedentes de Hollywood, se puede afirmar que todos los invitados son ignorados por igual.

Y es que, tras unos obligados cinco minutos de preguntas y respuestas sobre el tema a promocionar por el famoso de turno, Pablo Motos levanta al invitado de la mesa para, durante el resto del programa, situarle en un muy segundo y difuso plano en el que Marron, “El hombre de negro” o Ana Simón eclipsan a estrellas como Daniel Radcliffe o Harrison Ford con espectáculos tan dantescos como irrelevantes que, más que sorprender o instruir, insultan la inteligencia del espectador medio.

Otro motivo indiscutible para odiar El Hormiguero y a Pablo Motos.

7. ¿Espectáculo científico o insulto a la inteligencia?

Kristen Stewart y Charlize Theron estuvieron en "El hormiguero"
Kristen Stewart y Charlize Theron estuvieron en «El hormiguero»

¿Quién o por qué vería alguien El Hormiguero si éste no contase con la presencia incondicional de famosos? ¿De verdad querría alguien sentarse a ver a un grupo de adultos jugando con quimicefas, imanes, botes de pintura y otros materiales habituales del programa?

¿Tiene interés alguno que “El hombre de negro” se ponga a jugar con imanes de neodimio demostrando el poder de la imantación? ¿De verdad sorprende a alguien que un imán atraiga a un metal? ¿Cuántas veces pueden sacar en El Hormiguero el efecto dominó? ¿Es serio que Pilar Rubio recorte una camiseta con unas tijeras y a eso se le llame sección de moda? ¿Son las secciones de El Hormiguero algo más que una excusa para dar trabajo a desterrados televisivos como Pilar Rubio, Ana Simón, Santiago Segura o Mario Vaquerizo?

8. Pablo Motos, defensor del espectador

Las secciones de El Hormiguero resultan tan absurdas que es Pablo Motos quien a menudo acostumbra a criticarlas en directo, siendo Marron el mayor afectado de las reprimendas y faltas de educación y respeto de Pablo Motos hacia sus colaboradores.

¿Esto es todo lo que traes, Marron? ¡Vaya tontería! Yo, Pablo Motos, pido perdón al espectador por semejante vergüenza de sección.

Una vez más, otro motivo para odiar El Hormiguero y a Pablo Motos.

9. El Hormiguero, la vergüenza en Hollywood

Justin Timberlake y Jesse Eisenberg presentaron "La red social" en "El hormiguero"
Justin Timberlake y Jesse Eisenberg presentaron «La red social» en «El hormiguero»

También de carácter vergonzoso es la imagen de El Hormiguero en tierras hollywoodienses, donde actores de renombre como Charlize Theron, Jesse Eisenberg o Kristen Stewart denuncian lo que en España ya sabemos: El Hormiguero humilla y ridiculiza a la mayoría de sus invitados, a los que somete a ridículas y absurdas pruebas de carácter irrisorio con las que despojar de dignidad al invitado y hacer reír al público. ¿La respuesta de Pablo Motos a dichas críticas en Hollywood?:

Me siento orgulloso de ser relevante en el extranjero. Es un honor que hablen de mi programa fuera de España.

10. La pelota de El Hormiguero

Pablo Motos besó a Miguel Ángel Silvestre en un programa
Pablo Motos besó a Miguel Ángel Silvestre en un programa

Tal vez porque los actores de Hollywood brillan más que los nacionales, tal vez porque los mayores picos de audiencia los dan Will Smith y Nicole Kidman y no Fernando Tejero o José Coronado, Pablo Motos discrimina a sus invitados por razón de nacionalidad. Así pues, podemos ver cómo rinden culto y pleitesía a actores como Harrison Ford y como casi ocultan en segundos planos a invitados como Miguel Ángel Muñoz o Dafne Fernández, cuyos admiradores, y con razón, seguramente también serán otros de los tantos en odiar El Hormiguero.

11. El honor de conocer a Pablo Motos

Marron hizo bailar a Miley Cyrus y a su padre
Marron hizo bailar a Miley Cyrus y a su padre

Porque él lo vale, Pablo Motos recibe cualquier visita femenina al plató con un sendero de babas fabricado por él mismo. De carácter conquistador, el divo de Antena 3 aprovecha la visita de Natalia Verbeke, Cameron Diaz, Paula Echevarría o Charlize Theron para meterse en la cama con ellas, pedirles que protagonicen un baile erótico y, por qué no, acaben besando al presentador.

¿El ejemplo más surrealista de esto último?: El beso robado de Pablo Motos a Miguel Ángel Silvestre. Y es que parece que Pablo Motos se empeña en hacer de El Hormiguero su particular álbum de recuerdos y anécdotas, y un lugar en el que ganarse el odio de todos los espectadores.

12. La tortilla del revés

Y por último, una de las razones de mayor peso para odiar El Hormiguero: la falsa hipocresía y populismo de Pablo Motos.

Con la intención de ganarse la simpatía del pueblo, Pablo Motos vende programa tras programa un discurso de solidaridad ante la crisis y ataque hacia los políticos. Se vende el mensaje de que entre todos podemos dar la vuelta a la tortilla en tiempos de crisis y desesperanza. Pero, ¿por qué no dona El Hormiguero dinero?

¿Por qué rechaza Pablo Motos atender a estudiantes de Periodismo que reclaman quince minutos de su aparente valioso tiempo para un trabajo de la universidad? ¿Cuál es la razón por la que el público del programa tiene que estar horas esperando a entrar en el plató, llueva o haga sol? ¿Por qué va Pablo Motos de alma de la caridad si no ejerce de tal?

Y tú, ¿por qué odias El Hormiguero?

15 COMENTARIOS

  1. El Hormiguero es un programa basura, divertido,como casi todos los programas que echan en la tele, que Pablo Motos sea el centro de atencion del programa es lo suyo, es mas famoso que las hormigas jjajjaja,

  2. Bueno no se a quién han encuestado, a mi no me desagrada el presentador, y que yo sepa a todos mis familiares y amigos les gusta el programa, seremos basura que le vamos a hacer… tampoco se dice de donde sale la encuesta, así que no sé que credibilidad darle. Tampoco soy gran devoto del programa, de hecho veo poquísimo la televisión, y tienen algunos programas aburridos con ganas, pero gran parte me hacen pasar un rato agradable y olvidar problemas del día a día. De ahí a odiarlo….
    De lo demás, la verdad que no voy a decir lo contrario, son apreciaciones personales, cada uno tiene su opinión, yo no opino exactamente igual, pero eso responde a la empatía propia respecto a las vivencias personales que hayas vivido.

  3. Totalmente de acuerdo.
    Siempre quiere ser el centro de atención y da igual que invitado o invitados vayan.
    Le da lo mismo eclipsar a Marc Márquez que a Justin Bieber (los pongo de ejemplo y porque son famosos y muy conocidos)
    He coincidido alguna vez por la calle o en la tienda donde trabajaba con Pablo Motos y es una persona que deja mucho que desear.
    Es un borde,prepotente y te contesta mal.
    Aparte de que no es como en la tele,aunque eso si,siempre quiere ser el centro de la atención en todos los sitios.
    Odio en la forma que denigra a sus invitados,sus entrevistas me dan pena,porque todo lo que cuenta o ya se sabe o son cosas que no dan gracia…
    El programa esta bien planteado,pero el presentador ya cansa,agota al espectador.
    Me extraña que siga teniendo la misma audiencia que siempre,porque eso es muy raro.
    Con todas las personas que hablo sean amigos o no,no soportan al presentador hasta llegan a odiarlo.
    Eso si,si le cambiaran,nos harían un gran favor a esas personas que no le soportamos en absoluto.

  4. Opino que tus argumentos tienen muy poca validez, la misma que decir que el anuncio de redbull es engañoso por no darte alas de verdad, un abrazo y se un poquito…más riguroso.

  5. Me parece que muy poco informado o informada esta la persona que ha escrito este «artículo».
    Yo he participado en el hormiguero y nos dieron una gran ayuda a mi y a mi asociación apostando por la cultura musical.
    Es cierto que no es un programa intelectual ni profundo, pero me parece que la televisión española ofrece cosas mucho peores y que desgraciadamente tienen mayor audiencia: vease Sálvame, Gran Hermano, Caza Mariposas… y ahí siguen, atrofiando la mente de los espectadores

  6. Este programilla que deje de ver hace años es, efectivamente, una basura. Funciona por dos razones: 1. el horario, prime time, 2. Su vertiginoso ritmo que no da pausa al público para pensar en la mierda que están viendo. Para los que tenemos una mente más rápida que su ritmo, no funciona la fórmula, porque nos da tiempo a cuestionarnos » pero..¿qué tratan de venderme estos anormales?». Lo cierto es que es un programa que transita por la mediocridad y para, muy a menudo a descansar, en la VERGÜENZA AJENA…

    Y las p…. hormigas…qué? Me imagino al director de contenidos:

    -Juan y Damián, sois el alma del programa chicos, fenómenos! . Como sois tan (tan) graciosos e ingeniosos tenéis permiso para decir lo que queráis, carta blanca, ánimo!. Luego os veo chavales, tengo que hablar con el pivot, ¿dónde está?
    – En su camerino, acariciándose el torso frente al espejo
    -¿otra vez?, démosle tiempo. Ese es mi chico cojones!

  7. Yo estoy contigo! Pablo Motos me cae fatal y su momento «estrellita» me da vergüenza ajena…y de los colaboradorea mejor ni hablemos..q le paguen a Pilar Rubio y demás por la gilipollez q hacen es de traca.

  8. He visto el hormiguero dos o tres veces y Creo que no volveria a verlo ni aunque me llevaran a mi de invitado. El pésimo sentido del humor de Pablo Motorbikes , con sus chistes preparados, sus dobles sentidos que no engañan a nadie, ese equipo de colaboradores de figuritas venidas a menos que se agarran a lo que sea por seguir saliendo en la tv y las miticas hormigas que dan verguenza ajena cada vez que pienso que eso lo pueden ver en el extranjero…todo eso..y dos mil millones de cosas mas es lo que me hace pensar en vomitar cada vez que pienso en este programa.

    Este articulo acierta en la mayoria de sus premisas , este tio va de buen samaritano por la vida, haciendose el guapo y el showman diverguay que todos queremos, el salvador de la tv, el defensor de las causas perdidas y por supuesto el prota de la peli.
    Voy a inventarme un par de juegos estupidos para demostrar q soy muy guay, mejor que los invitados a los que derrotaré porque yo lo valgo y si me ganan me pongo de morritos.

    Cualquier persona con dos dedos de frente y que haya alcanzado su madurez mental lo mas logico si se topa con esta basura por la tele es cambiar de canal o lanzar lo primero q tenga a mano a la tv a ver si con un poco de suerte explota.

    Los famosillos de turno van al programa pq es tal el nivel de la basura televisiva en españa que no hay otra cosa, esperemos q buenafuente arregle esto.

    Como colofon final recordarles a todos su parcialidad total a la hora de entrevistar a los principales candidatos en las elecciones, lo podeis comprobar en youtube, y eso viniendo de un periodista (pseudoperiodista mas bien) es imperdonable.

Deja un comentario