Descubre los vicios de los actores de Hollywood. ¿Qué pasa en Hollywood para que las estrellas pierdan la cabeza y se entreguen a los vicios más desconocidos, controvertidos e impactantes? Porque el verano despierta el lado más salvaje de las estrellas y porque la vida es un poco más aburrida desde que Lindsay Lohan no protagoniza nuevos escándalos, he querido recordar algunos de los más controvertidos excesos decelebrities en tierras hollywoodienses.

Las protagonistas de Sexo en Nueva York se van de viaje en la película
Las protagonistas de Sexo en Nueva York se van de viaje en la película

Y para ello no podía dejar de mencionar a Lindsay Lohan, habitual de las clínicas de desintoxicación y excesos nocturnos. Accidentes en coche, enfrentamientos violentos y un largo historial de adicciones varias, colocan a la reina del escándalo en el número uno del ranking de adictos a los excesos.

En el número dos encontramos a Kristin Davis, eterna Charlotte y clienta habitual de centros especializados en alcoholismo. Parece ser que más que “Sexo en New York”, Davis se dedica a buscar bares por la gran manzana. ¡Demasiados Cosmopolitan, Davis!

Otra víctima de las copas de más es la novia oficial de “Spiderman”, Kirsten Dunst, quien, sumergida en una telaraña de depresiones y problemasexistenciales varios, se sometió a rehabilitación en 2008. ¿Qué opinará de esto Spidy?

Ese mismo año, y en un centro especializado en adictos al sexo, David Duchovny se proponía archivar en un “Expediente X”, y de una vez para siempre, sus problemas de control de líbido. ¿A alguien más le ha venido a la cabeza la serie “Californication”?

Dos años después, y sin que nadie lo esperara, Daniel Radcliffe reconocía abiertamente su necesidad de mantenerse ebrio durante el tiempo de rodaje de “Harry Potter”. ¡Qué difícil es ser muggle, Daniel!

Porque ser estrella infantil estresa mucho, sobre todo si se es Zac Efron. El rey del “High School Musical” y representante del “Hairspray” por excelencia recurrió a un tratamiento de desintoxicación de la cocaína que, según cuenta, estaba acabando con su vida.

Y como él, Ben Affleck, otro niño bueno del celuloide, decidió ponerse en manos de expertos para curar su alcoholismo. Desde entonces, “Argo” pasa con la carrera de Affleck. Un Oscar, el rol protagonista de Batman y un montón de buenos proyectos demuestran que afrontar los problemas tiene recompensa en Hollywood.

Y tú, ¿qué opinas de las adicciones de los famosos? ¿Por qué crees que todos acaban recurriendo a las drogas si tienen todo lo que podrían desear? ¿Qué caso te ha sorprendido más?