Con un guión que consigue poner las palabras justas pero necesarias en boca de unos personajes pletóricos, El juicio de los 7 de Chicago es, sin duda, un buen ejemplo de cómo hacer la película perfecta. Aviso Spoiler: Si El juicio de los 7 de Chicago no gana el Oscar a Mejor Guión Original pierdo la fe en la humanidad.

Crítica de El juicio de los 7 de Chicago de Netflix
Crítica de El juicio de los 7 de Chicago de Netflix

Su perfecta combinación de mensaje pasionario, con espíritu revolucionario y grandes dosis de sentimiento e ingenio en un guion digno de Oscar, hacen de El juicio de los 7 la película que satisfacerá a todos los públicos.

La historia de la que no quieres salir

Gracias a su contagioso ritmo de hechos y palabra, la historia se desarrolla con gracia, evitando todo elemento hornamentario e innecesario. Los personajes se encargan de captar la atención del espectador, derrochando carisma y misterio. Y al final lo único que se reprocha al filme es lo poco que dedica a estos. El espectacular dúo reivindicativo que forman un agraciado Sacha Baron Cohen y un inspirado Jeremy Strong hacen que no desees otra cosa que no sea perderte en su loco y desafiante universo, deseando quizá un spin off en el que podamos ver a estos dos personajes de excepción explotar todo su magnetismo narrativo.

El juicio de los 7 de Chicago de Netflix Crítica
El juicio de los 7 de Chicago de Netflix Crítica

A destacar también el breve pero glorioso cameo del que fuera el más mítico Batman, Michael Keaton. Grande como él solo.

El Juicio de los 7 de Chicago, espectacular

Con una historia atemporal, un guión de Oscar, un elenco inspirado y dispuesto a contagiarnos la pasión de sus personajes, y un director como Aaron Sorkin explican la magnificiencia de este filme.

El juicio de los 7 de Chicago es en definitiva un glorioso trabajo de entretenimiento, que cuenta con un guión que es puro oro en boca de unos personajes con los que cualquiera querría irse de fiesta.

Porque contar con Aaron Sorkin ya es partir con ventaja. Él es la pluma de Algunos hombres buenos, El ala Oeste de la Casa Blanca, Malice, MoneyBall o la malograda Studio 60 on the Sunset Strip. Aunque puede que las generaciones menos cultivadas lo conozcan por sus reciente trabajos como director, El juego de Molly o Being The Richards.

Trailer de El Juicio de los 7 de Chicago de Netflix