Porque la primavera la sangre altera y por fin parece que el buen tiempo se instala en nuestro país, se me ha ocurrido rememorar las locuras de los actores de Hollywood. Después de todo, nada consuela más que saber que no hay mortal que no pierda de vez en cuando la cabeza.

Reacción de Matthew McConaughey ante el tráiler de Stra Wars
Reacción de Matthew McConaughey ante el tráiler de Stra Wars

“Me ha costado demasiado llegar hasta aquí, por lo que no pienso arriesgarlo todo por algo tan ridículo como las drogas. Nunca seré tan estúpido”. Estas inspiradoras palabras corresponden a Matthew McConaughey. Apenas unas semanas después, la siempre incuestionable realidad dictó sentencia: el actor fue detenido por encontrarse drogado, desnudo y tocando los bongos en plena calle.

Downey Jr. y Sheen, adictos al sexo y a las drogas
Claro que ha habido otras borracheras célebres, como la de Anne Heche, que tras romper con Ellen DeGeneres se presentó ebria y semidesnuda ante el hogar de unos ancianos proclamando “que era Dios”. Y por supuesto tenemos las innumerables apariciones en pleno desfase de Juliette Lewis o Lindsay Lohan.

“No pienso arriesgarlo todo por algo tan ridículo como las drogas”… O sí…
Nada vende tanto como un escándalo. Ejemplo de esto último es el absurdo éxito de “Nueve meses” tras conocerse el affaire de Hugh Grant con una prostituta. Aunque si de escándalos de corte sexual se trata, ¡cómo no mencionar a Michael Douglas, a quien Sharon Stone consideró un auténtico pulpo en “Instinto Básico”, y fue el primer actor que reconoció su adicción al sexo y optó por tratarla en una clínica de rehabilitación!

Sharon Stone dijo, literalmente, que “Douglas es como un pulpo”
Otros establecimientos acostumbrados a tratar dichas aficiones son las famosas casas de citas de Los Angeles, que muy de vez en cuando deciden sorprendernos con la revelación de su clientela más habitual: Bruce Willis, o Charlie Sheen, ya sin sorpresa alguna para sus más incondicionales fieles. Éste último, adicto al juego, al alcohol y a las mujeres, destaca por hacer de sus problemas su razón de ser, ya que, y a modo de parodia personal, Sheen ha estado interpretándose a sí mismo en “Dos hombres y medio” hasta el momento mismo en que fue despedido a causa de una fiesta excesivamente ostentosa con unas actrices porno.
¿Y cómo no mencionar a Robert Downey Jr.? Robert, ex-adicto al sexo y las drogas, ha sabido poner de rodillas a una industria que durante mucho tiempo le marginó y convirtió en eterno blanco de burlas. Evidentemente, nadie contaba con que fuera capaz de rehabilitarse y proporcionar los mayores taquillazos (“Los Vengadores”) sin perder un ápice de insolencia.

Juliette Lewis y Macaulay Culkin, no tan niños…
Otras adicciones más originales son la de Eva Mendes, que tiene la necesidad de acudir a terapias una vez por semana. ¿Tendrán algo que ver las almorranas que Mendes confesó sufrir? Otro peculiar vicio es el de Winona Ryder. ¿Cleptómana o adicta a la moda? Mucho más problemático resulta cuando el gusto por el exceso se da en jóvenes sin infancia como Macaulay Culkin, Drew Barrymore (que a los 13 años se encontraba en rehabilitación por consumo de drogas) o Daniel Radcliffe, quien tuvo problemas con el alcohol rodando “Harry Potter”.

Grant y Lindsay Lohan, pillados por la policía
Yo, por añadir un tono de humor a tanta tragedia, finalizo con Troy McClure, actor que tal vez recuerdes de series como “Los Simpson”, cuya adicción a los peces le causa varios problemas. Puede que suene absurda, ¿pero acaso no es más absurdo que Lindsay Lohan viva en una continua rehabilitación o que Nicholas Cage haya perdido casi toda su fortuna, dicen las malas lenguas, por su adicción al gasto compulsivo?
Y tú, ¿qué opinas del comportamiento autodestructivo de las celebrities?