La foto del instituto no miente: George Clooney, Angelina Jolie y Brad Pitt, entre otros, fueron auténticos “patitos feos” en su adolescencia. ¿Crees que su aspecto les acomplejó, o supieron ver el lado positivo de todo? Sorpréndete con el rostro menos conocido (y agraciado) de las estrellas de Hollywood.

Actores de adolescentes

En una era en la que la búsqueda de la belleza atormenta a mujeres de medio mundo, es importante recordar que incluso mitos del celuloide como Cameron Diaz no serían lo que hoy son sin el cuidado y “retoque” facial que sólo expertos maquilladores pueden ofrecer. Y si no, observa la desaliñada imagen y alocada expresión que Diaz ofrecía en sus años de estudiante. Cameron, ¡algo pasa con tu pelo!

Aunque, y puestos a exaltar las descafeinadas caras de los famosos, lo mejor es empezar por George Clooney, extraño elemento de apariencia marciana y desprovisto de cuello. Ahora se entiende el hábito adquirido por George en su juventud por beber descafeinado en el desayuno, pues una mirada al espejo le bastaba para despertarse cada mañana.
Otros que por el contrario apenas han cambiado han sido Jennifer Lopez, Brad Pitt y Angelina Jolie, que lucen naturales y joviales ante la cámara. Nada que ver con Pamela Anderson, completamente irreconocible y andrógina en su foto de anuario. ¡S.O.S., Pam!, tu sex appeal hace aguas. Ahora entiendo tu obsesión por aumentar cada vez más tus pechos: ¡cualquier cosa con tal de desviar la atención de tu cara!

Mucho más atenuada era la extraña apariencia de Richard Gere, Uma Thurman y Tom Cruise. Todos ellos, “narigones” de prominentes frentes y abultados pómulos que demuestran que, con un poco de maquillaje, el corte de pelo adecuado y algún que otro cambio de imagen, todos podemos lucir como una estrella del celuloide.
¿Crees que algunos cambios físicos se deben a la cirugía estética? ¿Tu foto de estudiante tampoco te hacía justicia? ¿Qué cambio te ha sorprendido más?