Descubre las dosrazones por las que ver Supervivientes 2015 te convierte en mala persona.

Supervivientes 2015
Supervivientes 2015

Tras una primera gala soporífera y “chabelista”, el pasado y más reciente debate evidencia lo obvio: Supervivientes está siendo un bodrio para el espectador. Y lo está siendo porque ¡en las isla Paloma e isla Privilegio no pasa absolutamente nada!

¿Es realmente un “tema importante”, tal y como Raquel Sánchez Silva dijo, la reconciliación entre Suhaila y Nacho Vidal? ¿De verdad lo más relevante que ha pasado en el concurso es que Nacho y Suhaila han hecho las paces? ¿Merece ser debatido si Lucía escupió o no a la mano de su compañero de supervivencia?

Nacho Vidal y Suhaila en Supervivientes 2015
Nacho Vidal y Suhaila en Supervivientes 2015

Siendo sinceros, confesamos que aunque queríamos comentar el debate de ayer, no podemos. Y es que lo más significativo acabó siendo si Fortu compartía o no su tarta o si éste debía o no haber metido la cabeza en ella. Y fue entonces cuando, de repente, nos planteamos por qué Supervivientes gusta, si al final todas las ediciones acaban siendo iguales (pequeñas vivencias sin interés alguno). Y así, inquietos por la duda y aún con ganas de hablar de Supervivientes, decidimos consultar a un psicólogo, Alfredo Piñón . ¿La conclusión? Ver Supervivientes te hace ser mala persona.

Por qué ver Supervivientes te hace mala persona (sigue en página siguiente…)

1
2
Compartir
Artículo anteriorEntrevista a… Star Wars España
Artículo siguienteWalter White, de Breaking Bad: el último gran héroe americano
Mientras me tomaba un café en Central Perk decidí seguir los pasos de Superman y ser periodista (la otra opción era dedicarme a salvar el mundo, pero eso no deja mucho tiempo libre para ver películas). Un día, buscando Hogwarts, se me hizo tarde y acabé en el Jack Rabbit Slim´s. Intenté hacer un plano secuencia del lugar, en plan 'Uno de los nuestros', pero me acordé de que ya lo habían hecho. No me pasarían estas cosas si tuviera una Tardis o una máquina del tiempo. Aunque si tuviera que elegir un medio de transporte escogería el DeLorean de McFly (llamadme clásica). Salvo que quisiera conquistar el mundo, ya que en ese caso me haría con la Estrella de la muerte. Quizá así por fin podría hacerme con uno de los fresisuís de 'Los Simpson'.

Deja un comentario