Crítica de The After, la serie Amazon más amazing del cosmos televisivo

The After nos recuerda a la trama de The Walking Dead
The After nos recuerda a la trama de The Walking Dead

[quote_right]Sugerente, enérgica, hipnótica, adictiva, inquietante y, ante todo, inesperadamente vivaz[/quote_right]

Y llegó entre las sombras, presentada como un piloto experimental y recubierta de grandes esperanzas: The after se coló en el imaginario de todos cuantos asistimos a su visionado, desatando la electrizante e hipnótica sensación de esperanza y consuelo en aquellos que nos consideramos huérfanos de todo divertimento televisivo desde el fin de Perdidos.

Sugerente, enérgica, hipnótica, adictiva, inquietante y, ante todo, inesperadamente vivaz, la serie devuelve la ilusión a quienes creímos que no volveríamos a caer en el placer culpable de volvernos adictos en serie a una ficción televisiva. ¿Excesivos halagos para un simple piloto? ¿Exageradas palabras para una historia de la que nada se sabe?

[pull_quote_center]Entiendo que sean muchos los que opten por reprocharme tan alarmantes muestras de entusiasmo ante una obra cuya premisa principal es un enigma en sí. Pero, y citando al célebre Fox Mulder, “quiero creer”.[/pull_quote_center]

Quiero creer en que lo que vendrá después del primer episodio será tan maquiavélicamente enigmático e incomprensible como lo acontecido en los maravillosos cincuenta y cinco minutos de los que se compone la primera declaración de intenciones y obra televisiva.

[quote_box_center]Quiero creer que cuando Chris Carter se involucra en un proyecto, e incluso opta por dirigirlo, es porque estamos ante una serie de carácter relevante. Quiero creer que la historia tiene algo que ofrecer después de un primer capítulo de infarto. Quiero creer que The after, en efecto, se merece tener un “after”.[/quote_box_center]

Compartir
Artículo anteriorBates Motel, todo un tributo a Alfred Hitchcock
Artículo siguienteLas diez películas de animación más taquilleras de la historia
Mientras me tomaba un café en Central Perk decidí seguir los pasos de Superman y ser periodista (la otra opción era dedicarme a salvar el mundo, pero eso no deja mucho tiempo libre para ver películas). Un día, buscando Hogwarts, se me hizo tarde y acabé en el Jack Rabbit Slim´s. Intenté hacer un plano secuencia del lugar, en plan 'Uno de los nuestros', pero me acordé de que ya lo habían hecho. No me pasarían estas cosas si tuviera una Tardis o una máquina del tiempo. Aunque si tuviera que elegir un medio de transporte escogería el DeLorean de McFly (llamadme clásica). Salvo que quisiera conquistar el mundo, ya que en ese caso me haría con la Estrella de la muerte. Quizá así por fin podría hacerme con uno de los fresisuís de 'Los Simpson'.

Deja un comentario