Una declaración de amor que nunca llegó

Bryan Cranston estaba enamorado de una chica del instituto, Carolyn Kiesel, pero nunca se atrevió a declararle su amor. Años después, cuando se convocó una reunión de antiguos alumnos, Bryan reunió todo su valor y acudió decidido a revelarle a la chica su secreto mejor guardado: todavía seguía enamorado de ella. Lamentablemente, eso nunca ocurrió, ya que la chica murió años antes en un trágico y fatal accidente

bryan-cranston-sad

Su propuesta de matrimonio

¿Cómo le propondría matrimonio Bryan Cranston a su mujer? Originalidad no le faltó, ya que se declaró… ¡en pleno baño!: “Ya tenía el anillo, pero no tenía ni idea de dónde esconderlo. Tenía que ponerle en algún sitio a mi alcance porque no podía salir de la bañera empapado y dejando agua por todo el suelo a mitad del momento. Lo único que se me ocurrió fue ponérmelo en el pie“. ¡Menudo crack!

¿Un asesino?

Otro de los episodios más curiosos en la vida del actor ocurrió cuando todavía era un joven alocado. Bryan Cranston no trabajaba todavía como actor, sino como camarero (ya se sabe, la antesala de los grandes actores).  Cranston no se llevaba nada bien con su jefe, algo que llegó a expresar en público, delante de otros compañeros. 

Cuando tiempo después su jefe fue asesinado, Bryan fue sospechoso durante un tiempo precisamente por estos comentarios hostiles, aunque todo se resolvió finalmente y se determinó que la culpable cometió al asesinato cuando intentaba robar al jefe de Cranston. 

Así pues, ¿qué te parecen todas estas declaraciones del actor? ¿Te han sorprendido?

Deja un comentario