Los seguidores de ‘Breaking Bad’ en general, y de Bryan Cranston en particular, están de enhorabuena.  El que fuera el gran Walter White de la galardonada serie ha decidido publicar su autobiografía y revelar sus detalles más personales y sus vivencias durante todos estos años en el mundo de la televisión. 

Primero fue con ‘Malcolm in the Middle’ cuando empezamos a conocer a este gran actor, donde interpretaba a Hal, un divertido padre de familia siempre al servicio de su mujer y de sus hijos, a los que trataba siempre con cariño. 

malcolm-in-the-middle-bryan-cranston

Cuando el creador de la serie ‘Breaking Bad’, Vince Gilligan, decidió contarle a los productores de la serie que contaba con Bryan Cranston para protagonizar su obra magna, estos le propusieron que se lo pensara mejor y le diera una oportunidad al denostado Matthew Broderick, un actor que podría bien poner cara de circunstancia ante las adversidades de la vida.

[quote_center]Bryan Cranston nos sorprende en su autobiografía con todas sus vivencias[/quote_center]

Craso error hubiera sido pasar por alto el resto de situaciones a las que se iba a tener que enfrentar Walter White, ya que la magistralidad con la que ha interpretado Bryan Cranston al personaje jamás podría haber sido igualada por el esposo de Sarah Jessica Parker (sin ofender). 

walter-white

Bryan Cranston enamoró a toda una horda de seguidores que siguieron fielmente la serie desde la primera temporada (seguramente la más intensa), aunque gran parte de la popularidad de la serie se debe curiosamente a la última temporada, donde la leyenda del gran Walter White fue creciendo progresivamente. De profesor de química a capo gringo de la droga. ¿Puede haber una premisa que llame más la atención?

No obstante, no se dejen engañar: la grandeza de la serie comienza desde el minuto 1: no es necesario esperar a ver a Walter codeándose con Gus Fring para disfrutar de la serie (algo que, realmente, la mayoría de los pseudo-seguidores han pasado por alto y no han conocido la auténtica esencia de la obra).

Una autobiografía muy personal

Años después de terminar la serie, los auténticos seguidores teníamos el mono de poder volver a tener entre manos nuevo material que tuviera que ver con Bryan Cranston, intentando vislumbrar entre las sombras algo de ese personaje que tanto nos dio, Walter White. 

Después de muchas horas recogiendo sus memorias, ahora Bryan ha decidido sacar a la luz su autobiografía, en la que nos deja grandes anécdotas. 

'A life in parts', de Bryan Cranston
‘A life in parts’, de Bryan Cranston

Una infancia muy dura

La infancia del pequeño Bryan no fue un camino de rosas, ya que su padre se tuvo que ir de casa buscando trabajo, y su madre empezó a beber cuando él todavía era un niño:  “Fue mucho peor que si hubieran muerto en un accidente, porque estaban ahí pero no les importaba cómo estábamos mis hermanos y yo. Fueron fantásticos por diez años y luego todo se fue“, son las duras palabras del actor relatando su infancia. 

Un joven alocado

Ya en su juventud, Bryan Cranston se dejo llevar por la presión de sus amigos, que le insistieron para que contratara unos servicios de pago para mantener relaciones íntimas: “Una vez en la habitación me indicó que me quitara la ropa. Estaba sucediendo de verdad. No hubo fuegos artificiales ni ninguna ternura. Nada de hablar, ni siquiera nos dijimos nuestros nombres. No tenía ni idea de qué estaba haciendo. Éramos esa extraña y yo, juntos en una habitación. Fue tan poco complicado como debería ser“.

Seguro que Bryan aprendió la lección, y nunca más se dejó influir por unos amigos que le llevaron a hacer algo que realmente no deseaba. 

Bryan Cranston
Bryan Cranston

1
2
Compartir
Artículo anterior‘Mr. Robot’, la serie más adictiva
Artículo siguienteSheldon Cooper desvela la razón por la que golpea tres veces la puerta
Mientras me tomaba un café en Central Perk decidí seguir los pasos de Superman y ser periodista (la otra opción era dedicarme a salvar el mundo, pero eso no deja mucho tiempo libre para ver películas). Un día, buscando Hogwarts, se me hizo tarde y acabé en el Jack Rabbit Slim´s. Intenté hacer un plano secuencia del lugar, en plan 'Uno de los nuestros', pero me acordé de que ya lo habían hecho. No me pasarían estas cosas si tuviera una Tardis o una máquina del tiempo. Aunque si tuviera que elegir un medio de transporte escogería el DeLorean de McFly (llamadme clásica). Salvo que quisiera conquistar el mundo, ya que en ese caso me haría con la Estrella de la muerte. Quizá así por fin podría hacerme con uno de los fresisuís de 'Los Simpson'.

Deja un comentario