7 – La gran pregunta

En cualquier caso, toque o no toque la loteria, siempre queda un consuelo, pues, citando a Homer Simpson, aunque alguien tenga todo el dinero del mundo, hay algo que nunca podrá comprar: un dinosaurio.

Cartel promocional de "La lotería del amor", de David Niven
Cartel promocional de “La lotería del amor”, de David Niven

Y tú, ¿qué harías si te tocara la lotería?

Deja un comentario