Tom Cruise, cuestión de dientes

Famosos antes y después de la cirugía
Famosos antes y después de la cirugía

Y por supuesto, no podía faltar el peor de todos los complejos: el de superioridad. Tom Cruise lo tiene claro: los empleados de su hogar no son dignos de mirarle a los ojos, y así lo establece el astro del celuloide, quien se pone de los nervios si algún insubordinado osa mirarle directamente. ¿Complejo o trastorno?

Pero por acabar con un toque de humor, te dejo con Will Smith y sus sorprendentes declaraciones: “Tengo unas orejas grandes y de soplillo, como Mickey Mouse. Y por eso gusto tanto a la gente”. Si bien es una afirmación algo peculiar, demuestra que un complejo puede transformarse en una virtud si uno así lo cree. ¿No te parece?

1
2
3
4
5
Compartir
Artículo anterior¿Qué famosos tienen problemas mentales?
Artículo siguienteStranger Things: Las audiciones de los protagonistas
Mientras me tomaba un café en Central Perk decidí seguir los pasos de Superman y ser periodista (la otra opción era dedicarme a salvar el mundo, pero eso no deja mucho tiempo libre para ver películas). Un día, buscando Hogwarts, se me hizo tarde y acabé en el Jack Rabbit Slim´s. Intenté hacer un plano secuencia del lugar, en plan 'Uno de los nuestros', pero me acordé de que ya lo habían hecho. No me pasarían estas cosas si tuviera una Tardis o una máquina del tiempo. Aunque si tuviera que elegir un medio de transporte escogería el DeLorean de McFly (llamadme clásica). Salvo que quisiera conquistar el mundo, ya que en ese caso me haría con la Estrella de la muerte. Quizá así por fin podría hacerme con uno de los fresisuís de 'Los Simpson'.

Deja un comentario