Terminator, C3PO, Cortocircuito, Bender y más. Descubre los mejores robots y androides del cine.

Yoda y R2D2 en "La guerra de las galaxias"
Yoda y R2D2 en “La guerra de las galaxias”

Los robots pueden ser como en Big Hero 6, enigmáticos y majestuosos seres, como los Daleks, retorcidos y pérfidos mecanismos capaces de atemorizar al mismísimo Dr. Who, con la habilidad de desquiciar a tranquilos usuarios de taxis (Desafío Total), sin mucho que decir (Wall-E) o venidos directamente desde el futuro para acabar con todos nosotros (Terminator).

Tan metálicos seres nos rodean y, sobre todo, nos atraen hacia la taquilla. O puede que todo esto sea un sueño, fruto de tu imaginación, y en realidad te encuentres inmerso en una trampa creada por robots denominada Matrix, en cuyo caso puedes observar con atención cuanto te rodea, e intentar despertar o seguir leyendo y descubrir los mejores robots de la historia del cine.

1. Star Wars: R2D2 y C3PO

C3PO y R2D2, la extraña pareja
C3PO y R2D2, la extraña pareja

Los mejores robots del cine y el dúo más simpático desde el gordo y el flaco: el disciplinado C3PO y el carismático R2D2. Estos han jugado un importante papel en el cine, tanto que incluso en la actualidad inspiran a personajes de éxito (Leonard y Sheldon, protagonistas de The Big Bang Theory).

2. Terminator

Arnold Schwarzenegger en el rol que le dio la fama: Terminator
Arnold Schwarzenegger en el rol que le dio la fama: Terminator

James Cameron y Arnold Schwarzenegger nos hicieron uno de los mejores regalos de la década de los noventa: nos ofrecieron un villano atemporal que, además de dar mucho miedo,se reconstruía a sí mismo, manejaba cualquier arma sin problemas y peleaba sin descanso. Nadie nos ha atemorizado más que él, gracias a su penetrante mirada carente de escrúpulo o sentimiento alguno. En PizzaCinema aún tememos la anunciada rebelión de las máquinas).

Terminator originó un sinfín de películas prescindibles y de menor categoría como Robocop y las rentables y pertinentes secuelas de la propia Terminator (que no hacían más que desvirtuar y copiar la idea principal, careciendo de la originalidad de la primera, que pese a no tener un gran presupuesto contó con toda la pasión y buenas intenciones de un siempre ambicioso James Cameron).

3. Planeta prohibido

Robby estallará antes que hacer daño a un humano
Robby estallará antes que hacer daño a un humano

En PizzaCinema creemos en los clásicos, por eso Robby (Planeta prohibido) es el tercer mejor robot de película, un fabuloso ente metálico cuya cabeza se recalentaba hasta el punto de explotar ante la mera posibilidad de hacer daño a alguien, un ser definido en la propia cinta como una mera herramienta creada para ser ajena al mal.

Este gigante de hierro fue el héroe indiscutible de 1956, y protagonizó una de las películas más fascinantes de aventuras extraespaciales, e imprescindible en la lista de todo geek de la robótica.Una década después llegaría el popular B9 de la serie Perdidos en el espacio, esa singular serie que mostraba la especialidad de la época en Hollywood: una idílica familia (en el espacio, sí, pero idílica). Esta sitcom tenía inspiración directa en Los supersónicos, divertida trama animada que nació en 1962 y contaba con el aliciente de disfrutar de la voz de Mel Blanc y un secundario de lujo: la eficiente y maternal empleada del hogar Robotina Rosie.

4. Futurama (Bender), Cortocircuito y otros trastos adorables

Homer Simpson y Bender, ideados por Matt Groening
Homer Simpson y Bender, ideados por Matt Groening

En un tono más gamberro nos encontramos con Cortocircuito, clásico inigualable, y Bender (Futurama), todo un ejemplo de que en robótica no hay ley escrita.

Cortocircuito fue el robot de los 80
Cortocircuito fue el robot de los 80

Este último no sólo es creación del todopoderoso y firma omnipresente en cualquier producto The simpsons, Matt Groening, sino que Bender responde a unos criterios de gamberrismo y libertinaje propios de finales de los noventa y que para nada se corresponde con otros robots de corte más moderado y tímido a los que la academia de Hollywood ha concedido gustosa un Oscar (hablo de Wall-E).

5. Blade Runner: Rachel

Sean Young, la más bella replicante de "Blade Runner"
Sean Young, la más bella replicante de “Blade Runner”

Harrison Ford y Sean Young demostraron en los ochenta que aquello que define a la humanidad no es la materia que la forma sino los sentimientos y los deseos que la impulsan. Y para mostrar dicha teoría no hay mejor ejemplo que Blade Runner, cinta de culto por excelencia y de dimensiones épicas que, si bien pasó bastante desapercibida en su estreno, ha marcado un antes y un después en la manera de narrar historias. Un hecho respetado y menos discutido que las leyes de la robótica creadas por Isaac Asimov es que Ridley Scott cambió el cine en 1982, y lo hizo con apenas un puñado de replicantes y algunos de los mejores robots de la historia del cine.

Sigue en página siguiente…

Deja un comentario